...POR QUE EN LA VIDA HAY MUCHO QUE VER

EMAIL

contacto@oftal.com.mx

Lada sin Costo

01800 8302147

Cirugía de Retina

Cirugía de Retina

En problemas de retina, el desprendimiento es una de las causas más frecuentes de pérdida visual. Estos casos no son tan agudos, pero como se tiene el otro ojo sano, las personas no caen en la cuenta hasta que no se tapan, por alguna razón el ojo sano y descubren que hay mala visión por el otro. Sin embargo, hay síntomas que pueden avisar de un proceso de desprendimiento de retina: Las luces y las moscas volantes. La retina puede sufrir infartos como otros órganos del cuerpo: Se pueden tapar las arterias o las venas, produciendo pérdida súbita e indolora de la visión. Al igual que en desprendimiento de retina, puede pasar desapercibido al tener el otro ojo funcionando, sin embargo, esta situación es más fácilmente detectada por los pacientes y consultan con mayor premura.

A nivel del nervio óptico se pueden presentar alteraciones que afectan la visión. Una de las causas frecuentes de pérdida visual es la inflamación del nervio óptico producido por diferentes situaciones: Infecciones, enfermedades autoinmunes, vasculares, etc. Para aclarar esto, se requiere una valoración profesional que aclare la causa exacta de la inflamación del nervio, pues cada una tiene su manejo y pronóstico particular.

Finalmente, el problema visual puede estar localizado en el cerebro. Aunque son eventos raros, no deben descartarse. La única forma de aclarar cuál es la causa de la mala visión es acudiendo a consulta especializada. Inicialmente con el oftalmólogo, para descartar problemas originados a nivel refractivo u ocular. Si el examen oftalmológico es normal, se debe referir al neurólogo para descartar problemas del cerebro. Esto se da en un porcentaje muy bajo de pacientes, pero es importantísimo detectarlo a tiempo.

¿Como se soluciona un desprendimiento de retina?

Para ello se necesita implementar algún tipo de cirugía de acuerdo con el caso: retinopexia neumática, cirugía convencional de retina, o vitrectomía. La retinopexia neumática es poco utilizada, tiene indicaciones precisas y se utiliza en desprendimientos pequeños y localizados en el sector superior.

La cirugía convencional consiste en tres pasos fundamentales: cicatrizar el desgarro mediante criocoagulación, diatermia o láser; colocar un implante escleral para reforzar la retina; y por último drenar el líquido sub retinal.

La vitrectomía tiene la ventaja de hacerse por incisiones pequeñas permitiendo una recuperación más rápida. Se extrae el humor vítreo que es el causante de las tracciones retinales, se utilizan herramientas intraoculares como triamcinolona, perfluorocarbono y colorantes para membranas lo que permiten una cirugía más completa. Una vez reaplicada la retina se realiza endoláser para cicatrizarla y se reemplaza el humor vítreo con diferentes opciones: aire, gases o aceite de silicón.

Oftal

Oftal

Oftal